Un complot con la vida

Hoy he planeado un complot con la vida, apostando mis heridas:
Tratando de curar cicatrices y sanar cosas que son obvias.

Hoy me siento más solo, mírame:

Camino con tu sombra, mientras vivo en tu recuerdo, 
muero por  las caricias que no me has dado.

Me duelen los besos que me debes, lastiman los abrazos pendientes;
extraño tus dedos entre los míos, aunque tus manos siempre pasen distantes.
Deliro por el cristal de tus ojos, cuando juego con un poco de tus sin sabores.

Lástima que…… aun no puedo, ¿sabes?
Quisiera robarle al tiempo, para que el tiempo que tengo:
Se vuelva eterno.
Tengo ganas de contarte todo en silencio, para gritarte sin decir nada
¿Recuerdas? Desde aquel momento… no existen más momentos.

No me digas nada y cuéntame todo; si no me dices todo… no te quedes diciendo nada.

¡Mátame!, si mátame en tu verdad falsa
Para vivir en mi utopía cierta.

Porque contigo me basta un instante, un segundo o un momento
Que sepa a eterno, que parezca un siglo, que se haga completo…

Un momento, un instante, un segundo:

Que me den vida: Para morir en ti.

Sergio Molina

Anuncios