¿Caminar es suficiente?

Me llama mucho la atención la conversación entre Alicia y el gato de Cheshire en el cuento “Alicia en el país de las maravillas” de Lewis Carroll; lo que sucede es lo siguiente:
Cuando Alicia se encuentra con el gato de Cheshire, le pregunta: “¿Me podrías indicar hacia donde tengo que ir desde aquí?”. ”Eso depende de a dónde quieras llegar” responde el gato. “A mi no me importa demasiado a donde”-“ En ese caso, da igual hacia donde vayas”-“Siempre que llegue a alguna parte”-“¡Oh! Siempre llegarás a alguna parte, si caminas lo bastante”.
A Alicia le pareció que esto era innegable y es cierto, parece una conversación algo absurda pero todo lo que dice el gato es verdad, según Jaime de Ojeda en su prologo, este es uno de los pasajes más citados en los libros científicos, ya que ha servido para ilustrar el contraste entre la realidad uniforme de la materia y el carácter intencional que tiene toda ordenación lógica. No entiendo lo que quiere decir esto, pero como he dicho antes todo lo que dice el gato es innegable que si no sabes dónde ir da igual donde vayas, puesto que siempre llegas a alguna parte se caminas lo bastante. La pregunta es: ¿caminar es suficiente?
Pienso que no, no podemos ir en este mundo, ahí por la vida, caminando nada más; debemos saber a donde queremos ir, y en base a esto caminar hacia ese destino. No podemos pensar como Alicia, ese no debe ni debería ser parte de la visión de un triunfador; no podemos expresar que no nos importa demasiado a donde ir, ni pensar que al final llegaremos a algún lado y eso es suficiente; que pasaría si luego de haber caminado demasiado y llegado a alguna parte nos damos cuenta que el resultado final no es de nuestro agrado, ¿tendríamos los argumentos necesarios para preguntar por qué no tenemos algo mejor?

Por ejemplo si alguien tiene como meta ser Gerente de una empresa de gran prestigio no puede ir día a día cumpliendo nada mas la labor que se le encomendó en un puesto subordinado, sin afán de aprender o hacer mas: de servir; de estudiar o progresar al respecto.
Bien dicen que la realidad es consecuencia de las acciones tomadas, no de los buenos deseos o intenciones pensados, me gusta mucho la siguiente frase: “el infierno esta pavimentado de buenas intenciones”; insisto pensar y desear algo es bueno, es el primer paso pero no es suficiente, el caminar demasiado y llegar a alguna parte, pueden darnos al final una desilusión al recapacitar cuanto hemos perdido.
La planeación, la autoevaluación y las decisiones firmes nos llevaran lejos, actuar es necesario.
Insisto caminar no es suficiente, tracemos un objetivo claro y cuando tengamos que tomar decisiones que estas no pesen mas que nuestra visión, y al final si hemos caminado demasiado que haya valido la pena hacerlo.

Sergio Molina

Anuncios