Amor efímero

Y aquí nos encontramos, de frente; tú y yo jugando a ver quién pierde …y cede a dar el primero paso.

Descubriendo que el mundo también a veces se hace pequeño y se reduce a lo que queremos y nos sentimos dueños.

¿Te tomo o te dejo? Percibo que estas temblando casi a mí mismo ritmo.

Me tomas… ¿así me parece?

Sí, con tus brazos y sin pronunciar sonido alguno y aparentemente nos perdemos.

Todo se acelera, con velocidad indescriptible: un susurro, un instante, solo un sonido.

Pero no fue como pareció y al final nadie perdió ni nadie gano.

…Y ahí estábamos, de frente: decidiendo que mejor no hacemos nuestro al mundo y nos convencemos de dejarlo como estaba.

Decidiendo que mejor no temblamos, que no nos perdemos y mejor seguimos: cada quien al ritmo de siempre.

Cruzamos miradas, tal vez  por un segundo y luego las perdimos; y así duro nuestro amor al compás de un tic tac.

Ciertamente un amor efímero.

Sergio Molina

Anuncios