A nosotros dejanos en paz …

Sin sueños. Sin consejos, sin riesgos.

No busques nada mejor. No intentes cambiar nada, ni inventar. No imagines nada. Has siempre lo que se espera de ti. Deja la curiosidad a un lado.

Escucha siempre a las personas mayores que se han equivocado muchas veces antes que tú, antes que nosotros y así no tenes que cometer errores. No te equivoques, no te salgas del camino, ni menos vayas a descubrir nuevos senderos, no vayas a cometer nuevos errores y aprender nuevas lecciones. ¿Para qué vas a equivocarte si otros ya lo han hecho por ti? Busca el camino más fácil. Los que son difíciles y complicados dan mucho miedo.

Se productivo. Has siempre cosas “útiles”. Se dueño siempre de una respuesta lógica para cualquier pregunta estúpida. Y si no la tienes: invéntala, miente o engaña. Pasa por encima de los que llamas más débiles, de los que no piensan igual a ti, usa el lujo de juzgarlos y condenarlos desde tu posición evidentemente superior. Busca venganza con crueldad, siempre que puedas: de los que han hecho daño porque sin duda la culpa siempre es de ellos. No seas responsable nunca de lo que pasa a tu alrededor. La culpa siempre es de los otros, de los demás.

Aburríos mucho. Pero sobre todo aburre a toda la gente que está alrededor. Mata de aburrimiento con todo tipo de teorías psicológicas, filosóficas, económicas, políticas, socialistas o de lo que te venga mejor… Ten siempre una teoría preparada para matar a cualquier de aburrimiento pero nunca ensucies tus pies poniéndola en práctica. No sueñes. No pierdas el tiempo. Se práctico, sensato. Sabe bien siempre hacia donde vas. Di no a las dudas. Sobre todo no tengas dudas. Mata a todos de aburrimiento.

No des perdón nunca una ofensa porque vas a parecer débil. No cambies de opinión porque parecerás poco serio. No defiendas lo que piensas que es justo porque tu final será en la hoguera.

Mientras ustedes pierden el tiempo dudando, equivocándose, imaginando, buscando nuevos caminos, habrá unas cuántas personas llenas de teorías, preparadísimas para pasar por encima y juzgaros por inútiles y por ser poco productivos. Ejércitos enteros de personas sensatas y muy formadas que ganarán muchos más dinero, formarán familias correctísimas y no tendrán ninguna duda en general.

 

¿Todavía no sabes qué quieres ser en la vida? Entonces no mereces esta vida.

Se cobarde y egoísta, compórtate como criatura malcriada que cuando no consigue lo que quiere rompe todo lo que encuentra a su alrededor. Rompe cosas. Rompe personas. Se tenue y trivial, ten vanidad. No pienses de manera diferente. Repetí y repetí las frases que escuchas a los mayores sin parar a pensar si están equivocados.

Puedes pudrirte en el infierno de la mediocridad. Es en serio, no sueñes con un mundo diferente, se conforme. Y a nosotros déjanos en paz.

Anuncios