¿El amor una elección?

Recién leía la siguiente frase: en la vida puedes elegir casi todo, menos algo: de quien te enamoras.

Y entonces decidí escribir este post, muchos dicen que el amor es algo que solo llega y ya, un sentimiento que no puedes controlar, que cupido te flecho y entonces te toca sentir “algo” por “alguien” y no podes decir que no. En verdad existe gente que piensa eso (?)

Nunca he pensado así y me da gusto no hacerlo, creo que; las mismas personas que dicen que enamorarse no es una opción sino una imposición son las mismas que se sienten enamoradas muchas veces y han fracasado.

En mi opinión amar a alguien es una decisión personal, independientemente de mil factores externos; ciertos que estos influyen pero no determinan lo que uno es, lo que uno siente.

Muchos en algún momento de la vida habrán sentido que eran capaces de todo por esa persona especial, que daban todo por el/ella… en algunos casos siendo defraudados en otros casos siendo felices.

No creo en el destino, de hecho la teoría de que dos personas están pre ordenadas o pre destinadas para estar juntos me parece falsa e insostenible, Dios nos deja actuar por nosotros mismos y nos ha regalado la capacidad de elegir según nuestro propio criterio.

Que feo sería que alguien decidiera por mi quien será mi esposa, esas tradiciones de la antigüedad en donde los padres prerrogativa mente elegían esposas funcionaban en casos en donde al final ambos llegaban a conocerse y enamorarse pero de lo contrario eran origen de historias de amor y tragedia.

Lo que trato de exponer es si el amor es o no es una elección personal, para entender dicho punto creo que deberíamos de reflexionar que es el amor.

En algún momento de la vida todos nos hemos llegado a sentir enamorados, pero la pregunta sería en verdad lo estuvimos, existe eso del primer amor, del único amor (?)

Les diré lo que yo pienso, primero si con el tiempo has dejado de amar a esa persona que le juraste sentimiento eterno, pues nunca amaste de verdad, sentiste algo bonito o especial pero no sentiste amor, el amor es un atributo divino; desde ese punto de vista sobrepasa las expectativas de este mundo, no tendría principio ni fin por ser eterno, es decir siempre tuvo/tiene que existir y su origen no puede ser otro más que el cielo.

A parte el amor no nace de la “nada” tiene que cumplir con leyes, así como la materia no se crea ni destruye solo se transforma, el amor debe tener fundamentos que lo hagan ser tal cual es, escribía el año pasado un post que hablaba en relación a “que de amor nadie se muere” https://stroubadour.wordpress.com/2011/08/15/porque-de-amor-nadie-se-muere/ pero el amor no vive solo tampoco decía en aquella ocasión: virtud, comprensión, respeto le hacen ser quien es; convivencia, confianza, sinceridad y comunicación le acompañan.

¿Cómo seguís enamorado de alguien que no ves? O en el peor de los casos, alguien que te daña, te maltrata, te ofende puede amarte (?) o puedes tu pensar que esas acciones te hacen amarlo (?)

Amar desde mi perspectiva siempre es una elección, yo decido a quien amar, lo hago cuando permito que esa persona me conozca, me corteje, me llene de felicidad y detalles. Decido a quien amar cuando mi atención se basa en esa persona, cuando me dan respeto y compresión sumado a una atracción e interés.

Yo amo a mi novia, desde mi punto de vista siempre quise amar a alguien como ella, que satisficiera algunas expectativas, el detalle es que ella vino a darme más de lo que nunca imagine.

No creo en las medias naranjas, cada quien es un ser individual y como tal no necesita de nadie para estar completo, pero si creo en ayudas idóneas en esa persona que viene más que a llenar un espacio viene a caminar a tu lado y acompañarte en este trayecto hacia la eternidad.

Creo firmemente en la frase “y no vivieron juntos, ni felices, ni para siempre” ese sería un final para mi.

Y creo en la frase: “si no eres feliz aún no es el final” pero creo a medias. Sólo porque no creo en los finales, desde mi punto de vista no existe un final, el amor es eterno y desde ahí vuelve todo perfecto, todo invencible, todo completo.

¿Amar?

Amar siempre será una elección, una elección propia, independiente de todos. Que le importa a los demás a quien amas y quien te ama, si uno es feliz con la otra persona no hay forma de perder, no la hay.

Así que si decidimos enamorarnos seguido no confundamos el sentimiento y subvaluemos al amor verdadero. Y si amamos y no nos va tan bien no culpemos a otros, seamos responsables y aceptemos que amamos porque queremos hacerlo.

Yo estoy enamorado, amar no es para mí un suceso de una vez, amo cada día, tengo la bendición de amar a alguien que me ama; nos enamoramos a diario: decidimos hacerlo así.

No puedo definir a ciencia cierta el amor que le tengo a mi novia,  la amo con locura razonable, con la mas fácil utopía, de forma sencilla y de forma compleja, con ella no tengo ataduras pero no soy libre ni quiero estarlo, amar no es cuestión de lógica, calculo o raciocinio. Mi película favorita es “una mente brillante” les dejo el discurso final de su protagonista John Nash dedicado a su esposa, en un intento de explorar sobre el amor:

“¡Gracias! -Siempre he creído en los números. En las ecuaciones y la lógica que llevan a la razón. Pero, después de una vida de búsqueda me digo, ¿Qué es la lógica? ¿Quién decide la razón? He buscado a través de lo físico, lo metafísico, lo delirante… y he vuelto a empezar. Y he hecho el descubrimiento más importante de mi carrera, el más importante de mi vida. Sólo en las misteriosas ecuaciones del amor puede encontrarse alguna lógica. Estoy aquí esta noche gracias a tí. Tú
eres mi única razón de ser. Eres todas mis razones. ¡Gracias!”

Ese discurso solo me hace pensar en mi novia, la mujer con la que deseo sellar mi vida para esta este tiempo y por la eternidad, y entonces digo Perlita tu eres mi única razón de ser, eres todas mis razones, la respuesta a todas mis preguntas, contigo no hay dudas ni más interrogantes.

El amor no se magnifica, es eterno, que lindo es el amor; así que cuando digan que amar no es una opción: piensen de nuevo y corríjanse.

Yo he decidido amar, yo te amo Perlita.
Sergio Molina

Anuncios